31 de diciembre de 2010

Por un encuentro...



Pasas horas imaginándote el encuentro; las 
posibles  palabras que podrían llegarse a formular.
Puedes llegar a arreglarte y prepararte todo un discurso, solo por saber que podríais cruzar (aun si la posibilidad es remota).
Esa es la magia del principio, cada uno hace sus pasos con esfuerzo y timidez, y una vez conseguidos, se alza un gran orgullo de uno mismo. Después viene la confianza y la calidez del estar juntos, el amor. (Y su uno se descuida, puede haber un final)
Tirarte en sus brazos sin ningún propósito. Sólo por qué quieres notarlo cerca, quieres eliminar el aire freso que os separa. Quieres rozar sus labios suaves y dulces, oler su aroma electrizante, perderte en sus infinitos ojos.
Por un solo encuentro como este harías de todo ¿o no?


P.D: he estado 3 días sin internet... ha sido una tortura, pero solo porqué echaba de menos la vida bloggera.

28 de diciembre de 2010

Alguien que vestía vestidos de flores


Una vez hubo una niña que vestía vestidos de flores, iba siempre con dos trenzas muy largas, le encantaba subirse a los árboles y columpiarse. La vida es un viaje, y dentro de este, pude haber más viajes. Ella emprendió una de estos viajes, del cual no volvió, al menos no volvió siendo la misma. Había sido como Heidi, corriendo por las praderías llenas de color, recogiendo flores para hacerse joyas e hiendo a buscar la leche a la granja. Pero viajó hasta el mar para empezar una nueva vida completamente distinta, aunque ella aun no lo supiese. Descubrió entonces las palabrotas, la moda, la televisión, la competitividad, la envidia... Pero allí, poco a poco se sintió parte de otro mundo, un mundo al que quiso igual que al otro. Era diferente, pero le gustó; al menos, eso creyó al principio.


Escrito: en mi querida habitación en la que he vivido mil experiencias.

27 de diciembre de 2010

Un libro, un mundo

Hoy he empezado un libro. Cosa que me pasa varias veces al mes, pero hoy, he tenido una sensación diferente. Hoy he sido consciente de lo que tenía en las manos. Consciente de que tenía un mundo en mis pequeñas y delicadas manos, entre páginas; un mundo que vive en diferentes dimensiones y sitios, en múltiples tiempos. Todo depende de nosotros, los lectores. 
Pues hoy he sido consciente de este mundo y también de saborearlo, saborearlo sin ni siquiera haberlo empezado. A veces, creo que disfrutamos más pensando en como lo vamos a disfrutar, que no en el momento de hacerlo.
Bueno, estaba hablando sobre tener un libro y pensar en el mundo que hay dentro de el.
Leo la primera página y me pregunto qué relación tendrá con la última; todo lo que habrá ocurrido.



P.D: La verdad es que no me gusta mucho lo que he escrito, pero no tengo tiempo y quería publicar algo.

26 de diciembre de 2010

Mirando por la ventana

La miraba con dos finas arrugas de concentración en la frente. Desde mi ventana salía una mirada indescriptible que penetraba en la ventana de la casa de en frente. Lo hacía bastante a menudo, esto de observarla Me relajaba, hacía que desconectara de todo y además, me fascinaba. Ella tenía su mundo en su habitación, ninguna rutina, y los extensos ratos que yo la miraba, notaba como yo mismo formaba parte de ese mundo a cálido y acogedor. Con ella, a pesar que nos separaba mi cristal, la calle y su cristal, yo raía, cantaba, bailaba, estudiaba,  pensaba... Todo lo que hacía ella, en cierto modo, lo hacía yo.
Era extraño que no nos hubiésemos encontrado nunca en la calle o por el pueblo. No sé dónde se metía ella. algún día lo descubriría, me dije.
Y entonces... Pasó algo que nunca antes había ocurrido en los dos años que llevaba observándola: se giró y fijó sus grandes ojos verdes en mi;.en ellos, leí todo una vida en unos segundo.












Escrito: al lado de la chimenea, junto a la familia.

25 de diciembre de 2010

Todo empieza...

Todo empieza con un encuentro. Este encuentro pasará, y de él, quedará el recuerdo.
Todo empieza cuando este recuerdo lo guardas cariñosamente en un cajón, sonriendo, para guardarlo; para que no se escape y permanezca siempre allí, para no olvidarlo nunca.
Todo empieza cuando, sin querer, guardas un recuerdo; e inconscientemente, esperas que se multiplique.


Escrito en: mi habitación, justo guardando un recuerdo en un cajón.

23 de diciembre de 2010

Encuentro inesperado

Justo cruzaba la puerta del instituto para dirigirme hacia el concierto que daban algunos alumnos cuanto me quedé helada. Más que nada, no estaba preparada para lo que vi, no estaba preparaba para verle. Desde que lo habíamos dejado que no lo veía. Lo observé sin que el me viese; estaba igual. Sólo con el pelo más corto, creo. Lo vi igual de cómodo en si mismo, la seguridad que exteriorizaba siempre y su manera desaliñada de vestir. Sonreí por mis adentros y como no me había visto, seguí mi camino ya que no sabía que decirle por demasiadas cosas que contar.
Pero a la hora del patio, me lo encontré en el pasillo, de caras. Ahí no pude evitarlo, y tampoco quería. Entonces fue un poco la típica conversa, exceptuando algunas cosas. Nos saludamos con dos besos.
-¿Qué tal?- pregunté.
-Muy bien, ¿tu? ¿Eres feliz?- no podría haber sido más directo y claro. Pero lo que me emocionó fue la intensidad de su voz y de su mirada mientras me lo decía. Esa mirada azul se fijó en la mía durante unas milésimas de segundo. No pude hacer otra cosa que responder:
-Sí, soy feliz- dije con alguna fuerza sacada del interior. No era del todo verdadero, pero en parte sí, supongo.
Intercambiamos algunas palabras más después de meses, como felicitarle ya que era su cumpleaños u ordenar dar recuerdos a las familias. Después, nos saludamos con dos besos más y una adiós un poco torpe. Fuimos en direcciones contrarias y me giré para volverlo a ver.

21 de diciembre de 2010

Y me digo: pasa de todo

Retengo las lágrimas que suplican salir, expresarse; mientras gritos me inundan la cabeza.
Pienso: pasa de lo que están pensando, de que que pensaran y de lo que ya han pensado, pasa de todo y de todos.
Cuanta más gente hay, más sola me sienta. Siento que aún su estuviese tendida en medio de un pasillo lleno, nadie alzaría la vista y aún menos pronunciaría algunas palabras.
Pero es igual. No lo pienses, me susurro gritando. Sólo piensa en lo guapo que iba (y es) él. Todo de negro: pantalones, sudadera, bufanda y gorro; excepto los zapatos, que eran blancos como la nieve que aún no ha caído. Sé que no sabe nada de mí, supongo que no sabe ni que existo; no importa. Mientras penar el el me haga feliz, me conformo (de momento).


Escrito en: clase de francés, después de patio 
(pasado en la biblioteca), escuchando villancicos franceses. 

18 de diciembre de 2010

Caer

¿Te imaginas ser esta chica?





















Sentir la adrenalina, el miedo,  el vertigo, la belleza del paisaje. las ganas de retroceder, las ganas de saltar al vacío, las ganas de poder volar.
Caer y caer, lentamente como una pluma o rapido como una pierdra.
Y mientras dura la caída, pensar en todo. Todo lo que hiciste, lo que estubo bien y lo que no; todo lo que no hicieste; la mentiras que propagaste y las verdades que encerraste en tu  delicado corazón de vidrio para que no dolieran a los demás. También recuerdas aquellos momentos tan intensos, de desbordante amor y de amargos enfados.
Lo recuerdas todo mientras no piensas en nada. Entonces te das cuenta. Te das cuenta de que todo ha sido como debía ser y que llegaras al suelo serena y tranquila, porqué al fin y al cabo todo valió la pena. Entonces miraras a lo alto y contemplaras por última vez. Se cerraran tus ventanas lentamente mientas en algun lado, se abrirá una ventada acogedora.  

15 de diciembre de 2010

El amor, una fuerza imparable



















El otro día pensaba el lo que durante un tiempo me transformó el amor. Me dí cuenta de cómo nos transforma y me quedé encantada. Básicamente y resumiendo: el amor nos da fuerza y capacidad para todo, es así de bonito y agraciado.
Yo estaba enamorada y en esos momentos no me importaba nada aparte de él. Ni que fuese diferente, ni lo que la gente pensaba, ni si era eso lo que se esperaba de mi... ninguno de estos pensamientos se me cruzó por la cabeza ni un instante. 
Era simplemente feliz, sonriente ante la vida que me hacía levantarme cada mañana y preguntarme ¿Y que cosa maravillosa ocurrirá hoy?. Tenía ganas de saltar más allá de las nubes y era como si siempre estuviese el sol brillado; nunca hacía frío ni oscurecía.
Ahora mismo, hay cosas echas que no las haría, pero sé la razón. 
                                                                                                   No estoy enamorada.

11 de diciembre de 2010

Irse con la primera brisa...


Con ganas de coger un paraguas y huir con la primera brisa de verano que pase, lejos, volando, puede que huyendo.
Sin mirar atrás para dudar una vez más. Sin pensármelo ni un segundo.
Y sentir el aire el la cara. Y sentirme libre y acogida; acogida por el cálido viento que me abraza y me susurra que siga dejándome llevar.
No importa a donde me lleve. No importa donde empecé.
Solo importa el camino; este camino sin preocupaciones.
Este camino tan sencillo y bello.
Aquí no hay carreteras, ni dinero,  ni guerras, ni envidia, ni desigualdades, ni estrellas de cine.
Solo hay aire inocente pero sabio que llega a todas partes; y pájaros que acompañan su melodía ligera, suave y cálida con un cantar igual de ligero, suave y cálido.

10 de diciembre de 2010

Confusión y certeza



un océano seco
una feliz tristeza
una luz oscura
un gozo doloroso

9 de diciembre de 2010

Algo es algo




Lo primero que llamaba la atención eran sus ojos. Eren profundos y oscuros como una noche de luna nueva, que contrastaban con su piel se mármol, o eso perecía tan homogénea y lisa. Esos ojos penetrantes delataban un alma profunda, curiosa, sensible y finalmente simpática, que se podía comprobar mirando su cálida y relajada sonrisa la cual enseñaba unos dientes perfectos. También debía tener carácter, pues sus cejas tenían una forma muy definida.
Lo observé mientras se acercaba. Vestía una sudadera azul marino de una talla más con la capucha puesta y unos tejanos. Se manera de caminar infundía una seguridad que le distinguía del resto.
Entonces se bajó la capucha. Allí donde yo esperaba ver un pelo tan oscuro como las cejas, sólo pude apreciar más mármol. Era calvo a pesar de su juventud. O el pelo se lo afeitaba al cero o carecía de el. Pero esto no le hacía perder encanto, más bien al contrario. Tenía una frente alta, seguramente protegiendo una potente inteligencia y un astuto ingenio.
Me pasó por delante y se fue alejando mientras yo contemplaba su recta y ancha espalda y su caminar seguro. 

Me di cuenta de que iba descalzo.

6 de diciembre de 2010

Princesa en un mundo real


Había una vez una princesa.
No era princesa por ser de sangre noble o real; era princesa por tener alma noble. Pero eso, en realidad nadie lo sabía.
Ella vivía en un mundo real, sin magia, sin príncipes azules. Y por esa razón, se sentía sola y extraña.
Combatía día a día y luchaba para que una parte de ella, fuese como los demás. No se vestía con esos vestidos largos y hermosos que a ella tanto le hubiese gustado enfundar sino con unos tejanos ajustados, camisas de seda y sombreros estilosos; pero aún así, desprendía demasiado encanto para ser lo que pretendía aparentar. Asistía a escuela, estudiaba, quedaba de vez en cuando con alguna compañera y finalmente se refugiaba en sus libros; libros cargados de magia que la seducían y se la llevaban lejos de ese mundo real, aburrido, estresado y cada vez más sombrío.
Su otra parte, la que no luchaba para encajar, era seductora, amable, un poco orgullosa y caprichosa. Pero se estaba asfixiando.  Ella también quería salir y gritar libremente una canción sin sentido con una melodía llena de nostalgia.

Esa princesa estaba partida en dos y muy confusa.
Pero siguió adelante, dejando huellas esponjosas y sutiles a sus espaldas y nunca girándose para preguntarse si esos pasos eran correctos; pues en ese juego, estaba prohibido retroceder; entonces ¿para que preguntarse si eran correctas? 

5 de diciembre de 2010

Un día de indiferencia



Me he levantado con ganas de no hacer nada; es decir, sin ganas. Sin ganas de nada.
Apatía. Indiferencia. Desinterés.
Son los peores días.
Me da igual todo. No tengo preferencias.
¿Qué clase de vida es esta? ¿Hay una razón? ¿Hay un objetivo? ¿Tengo que seguir adelante? Me inundan la cabeza demasiadas preguntas cargadas de una esencia que sólo consigue hundirme; cómo si cada pregunta fuese una piedra pesada y dura que me atrae a las profundidades de un río gélido e infinito.
No sé a donde me dirijo. No sé por qué camino estoy andando, pero noto su fría temperatura a través de mis pies descalzos. Camino descalza y con un pañuelo que suavemente me tapa la vista, trazando huellas en este camino dónde se ha instalado una niebla indescifrable.
Nunca pararé de caer, ni de hacerme preguntas, ni de pasar días caminando por este camino.
O puede que sí. Puede que un día deje de caer, de hacerme preguntas y de caminar.
Pero el día que deje de hacer todo esto, no será un día cualquiera.

30 de noviembre de 2010

Llorar


Me gusta llorar.

Cae una lágrima que indica el inicio de una melodía. Después caen las otras sin poder retenerlas; fluyen como cualquier canción.
Lloro por todo.
Lloro por nada.
Soy quien toca la melodía, soy la artista, y también tengo público. Noto sus miradas y pensamientos dirigidos a mi. Pocos positivos y agradables.
La mayoría enmudecen, callan. Unos ni siquiera miran. Otros, creen comprender; pero solo es el sentimiento de solidaridad de siempre; a veces profundo y a veces superficial. Otros aún, se atreven a preguntar. No sé si por cortesía, necesidad de decir algo o impulsados por un sentimiento real.
Cuando estoy en este escenario negro, sola; creando esta melodía, me doy cuenta de a quien le importo.
Me atrevo a mirar hacia mi público, pero me asusta lo que veo; me siento perdida.
Entonces, miro sin ver y en el medio de todo esta gente, avisto una luz.
La melodía, poco a poco, va improvisando un final, puede que demasiado cortante, pero ha acabado.

Necesito un pañuelo. Nadie me lo ofrece. Yo no no pido.
Necesito una razón.

Me gusta llorar.

20 de noviembre de 2010

Harry Potter y las relíquias de la muerte, película



En general, me ha gustado bastante; para nada se puede comparar con mi negativa en cuanto a la sexta entrega.
Está muy bien echa, efectos especiales impecables y encuadres muy acertados.
Creo que se han plasmado muy bien las ideas generales del libro e incluso se han reconstruido bien. Es fiel y esta bien adaptada.
La actuación del reparto es fenomenal. Personalmente felicito a Emma Watson (Hermione), porqué realmente se ha esmerado, también es verdad que su papel en esta película es muy importante y bonito. También todos los otros lo han hecho muy bien, como por ejemplo Helena Bonham Carter (Bellatrix) ,Tom Felton (Draco) o Rupert Grint (Ron).
Así como en Harry Potter 6 creí que el vestuario era pésimo y desentonaba totalmente, en esta, simplemente encaja. Ni desentona ni fascina o sobresale.
Mi opinión sobre los espacios es que están bien elegidos y  representados en cuanto al libro pero echo de menos (des de la quinta entrega) la ausencia de so, todo es gris y oscuro. Sé que son tiempos oscuros, ¡pero en el libro también sale el sol!
El tema de la música me tiene muy preocupada des de que no está John Williams, y es que poco a poco va empeorando y ya en las dos últimas entregas…
La música para mi en una película tiene un papel importante, i en esta su papel es sólo de acompañante silencioso. No potencia los momentos flameantes de batalla, los momentos de suspense o los de sentimientos.
Además creo que se reconoce demasiado es estilo de el director musical, porqué si uno se fija bien, es raramente parecida a la de Luna Nueva. ¿Por qué será? Es el mismo, Alexandre Desplat.

Ahora profundizaré un poco más y compararé escenas con el libro (eliminadas, añadidas, mal representadas…). Aquí, si alguien quiere ver primero la película, que no lea.

1.La pobre y casi inexistente despedida con los Dursley. Cuando leí el libro, esta parte me encanto, incluso me arrancó algunas lágrimas; ¡i van y no la ponen! Sé que pude que no hubiese encvajado, porqué ya en las películas anteriores, la relación con la familia la han cambiado un poco… ¡pero la he echado de menos!

2.El rápido sufrimiento de Harry por la muerte de Hedwige. La pérdida de Hedwige (en el libro) nos dejó a muchos una marca profunda y a Harry aun más. Pues bien, en la película, como pasan tantas cosas, Harry sólo tiene tiempo de dedicarle unos “¡no, no!” que dura unos segundos y después no se habla más del tema.
Me sabe mal, porqué ella se merecía mucho más.

3.El baile en la tienda de compaña. Esta es una escena añadida que me hizo derramar una solitaria lágrima. Es un trozo donde se acumulan muchos sentimientos, que componen una preciosa escena en la cual se puede ver una verdadera amistad entre Harry i Hermione.

4.La mejora de todos los personajes un poco “monstruos”. Voldemort lo han mejorado mucho físicamente y me alegro, porqué no hubiese sido agradable ver su cara tan deformada como en las otras películas tanto rato seguido y es que le han echo pequeñas mejoras.
También han mejorado a los elfos domésticos, convirtiéndoles en figuras más completa y agradable.

5.La tumba de Dumbledore. ¡Fallo garrafal! No sé como ha podido ocurrir una cosa así. Vale que es raro ver Harry en el mundo actual, en medio de la ciudad, pero esto está escrito, en cambio que la tumba de Dumbledore sea ultra moderna, no lo pone en ninguna parte. ¡No es sólo eso sino que desentona, desencaja y queda especialmente mal!

7.Momentos y escenas concretas. Hay escenas que duran mucho y que no excesivamente importantes mientras que otras son demasiado rápidas. Como en casa de Luna, que se pasan mucho rato. Hay escenas que están muy bien y que alegran la película, como la escena de los siete Potters.

8.La explicación de el cuento de las reliquias de la muerte. Mientras tenemos a Hermione narrando el cuento aparecen unos “dibujos animados” muy bien hechos. Uno no se espera esto en medio de una película de Harry Potter, pero en este casi creo que es una innovación positiva.

9.Final. Todos teníamos la duda de dónde partirían el libro. Pues bien, supongo que se ha puesto de moda esto de dejar los finales colgados, porqué así es este. Me ha decepcionado mucho ya que hasta ahora, todos los finales de Harry Potter eran parecidos: los 3 amigos juntos, intercambian unas palabras que dan conclusión a la película. Pues este final no es así y es una pena porqué parecía que era una cosa que le mantendría.

Conclusión: la adaptación respecto al libro creo que es correcta y adecuada. Ahora, a diferencia de las otras películas de la saga, esta ya no es una historia individual, sino que hace parte de una historia larga y esto le hace perder valores. Y por otra parte, hay factores que han decaído y otros que han mejorado.

No es fácil pasar un libro del papel a la pantalla y menos este trozo de la excelente historia, así que en general ha sido un buen trabajo.

18 de noviembre de 2010

Historia

<< ¿Quieres conocer a alguien? ¿Su corazón, su mente, su alma? Pídele que te hable de cuando nació. Lo que te cuente no será la verdad: será una historia. Y nada es tan revelador como una historia. >>

                                                                El cuanto número trece, Diane Setterfield

14 de noviembre de 2010

Profesor

"El profesor mediocre, dice. El buen profesor, explica. El profesor superior, demuestra. El gran profesor, inspira"      
                                                                                      William Arthur Ward

13 de noviembre de 2010

Las palabras

<< Las palabras tienen algo especial. En manos expertas, manipuladas con destreza, nos convierten en sus prisioneros. Se enredan en nuestros brazos como tela de araña y en cuanto estamos tan embellezados que no podemos movernos, nos perforan la piel, se infiltran en la sangre, adormecen el pensamiento. Y ya dentro de nosotros ejercen su magia. >>

El cuento número trece, Diane setterfield.

5 de noviembre de 2010

FLOR

Durante mi camino
me encontré una flor preciosa.

La contemplé:
destacaba entre todas las demás,
pues era la única que eral un sol.

Me miraba fijamente,
entonces decidí recogerla;
y me enamoré.

Era suave, cálida y perfumada,
a partir de entonces, fue mi única flor.

Pero ahora la niebla
tapa cada vez más
su montaña, su hogar.

Piso las huellas de ayer
y mirando a todas partes,
florecen recuerdos.

Nubes cargadas de su esencia
nublan mi día soleado.

Y es que esa flor,
llegó un día en que se me marchitó.

No acostumbro a escribir poemas y nunca se me han dado bien; pero este salió solo. Verso por verso, cada mañana de principios de septiembre en el autobús por la mañana; me inspiraba.
Me inspiraba porqué echaba mucho de menos a mi flor. Debéis saber que esta flor existió de verdad, ha sido mi primera flor y le debo un montón de cosas. Le agradezco todo lo que izo por mi, todo lo que me enseñó y todo lo que vivimos juntos. Me sabe mal que marchitara; pero las cosas a veces no son para siempre.
NUNCA olvidaré esta primera flor y SIEMPRE la recordaré y querré.

1 de noviembre de 2010

Beyond

BEYOND / MÁS ALLÁ
Este no es tu hogar, no es tu mundo,
no es el lugar donde deberías estar.
Y tú lo sabes, en el fondo de tu corazón,
aunque no quisiste creerlo.
Ahora te sientes perdida entre la multitud
preguntándote si esto es todo,
si hay algo más allá. 
Más allá de toda esta gente, más allá de todo este ruido,
más allá del día y de la noche, más allá del cielo y del infierno. Más allá de ti y de mí.
Deja que ocurra,
tan solo toma mi mano y ven conmigo,
ven conmigo… 
Y corre, escapa, no mires atrás,
ellos no te entienden,
te dejaron sola en la oscuridad
donde nadie puede ver tu luz.
¿Te atreves a traspasar la puerta?
¿Te atreves a acompañarme
al lugar al que pertenecemos?
Más allá de todo este humo, más allá de este planeta,
mas allá de mentiras y de verdad, es más allá de la vida y de la muerte.
Más allá de ti y de mi.
Deja que ocurra,
tan solo toma mi mano y ven conmigo,
ven conmigo…
Es una letra preciosa. Para quienes no lo sepan, es de memorias de idhun, una trilogía fantástica. Es una canción que con ni siquiera saber la melodía, consigue transladarme a qualqueir lugar, y eso es muy dificil de conseguir. Hace que me imagine la melodía más harmonica i preciosa que exista. También el significado, aplicado a este mundo, es bonito y real.

30 de octubre de 2010

Escribir

Escribir es dar a vida; es crear, es dedicarse a algo por lo que crees que vale la pena.

Para mi escribir es muy importante, tanto como yo escribiendo doy vida y creo sensaciones, espacios y personajes; la escritura a mi me da vida, me hace sentir sensaciones,  ver espacios y conocer personajes.
Escribir es un mundo, y cada escrito es otro mundo dentro de un mundo.
Es una puerta, que se abre delicadamente mostrándome su infinita  habitación con infinitas puertas que conducen a infinitos sitios distintos.
Es un río capaz de desbordarse. Es un río con miles de afluentes, y el mismo, un afluente.
Puede ser una melodía triste o alegre.
Hasta puede ser el simple soplo de el viento en la cara, que te provoca escalofríos o que te refresca del calor del verano.

Tiempo



Tiempo
Es una palabra que siempre me ha tenido bien pensativa, creo que tiempo no me a visto de otra manera que esta. Sera por su culpa.
Y es que es muy curioso. A parte que encima lo hemos complicado porqué es una palabra polisémica, creo que si nos fijamos sólo en  la definición general de tiempo , "aquello que siempre pasa y que no se detiene"., ya es bastante complejo y complicado.
Encima esta el tema de viajar en el tiempo que a mi me fascina, simplemente por qué: ¿si yo me voy al pasado, mi presente será el pasado, pero donde será el presente de todos los otros? Con esta frase se podría decir que el tiempo es una cosa individual, de echo, ¿porqué no? Es verdad que el tiempo no pasa para todos igual, a veces a uno le a pasado rápido y a otro lento; ¡pero siempre esta el reloj para mirarlo!
El reloj mide el tiempo de una manera internacional, ¿pero cómo puede ser internacional si para todos es diferente? o creo que simplemente nos lo creemos y a partir de ahí gira nuestra vida calculada y sometida a el tiempo.

Esta entrada puede que se un poco liosa, pero es un pensamiento que me va mordisqueando el cerebro de vez en cuando y me apetecía ponerlo. Puede que de aquí a un tiempo, el tiempo vuelva a picar en mi cerebro y vuelva a escribir otra entrada. Esto siempre y cuando...¡ tenga tiempo!

Y cómo muy bien dice la imagen: en tiempo el abstracto.

26 de octubre de 2010

Eclipse






















Después de ver una película y haberme ya creado mi propia opinión, siempre voy a ver que dicen las críticas. Con ésta película no coincidí con nadie.

Todos dicen que es la mejor de la saga crepúsculo; puede que algunos criticaran sin haber leído el libro, y es que a mi me gustó mucho (el libro). 

En cuanto a la película... sí que han cogido los acontecimientos más importantes, pero exceptuando esto y la el·lección de Xavier Samuel para interpretar a el compañero de Victoria, no hay nada mas que valga la pena; aparte de que es la continuación que a enamorado a todo el mundo (incluso a mi, aunque mas los libros).

La actuación de casi todos los personajes protagonistas (puede que se salve Kristen), no es muy buena.
El maquillaje creo que es un de los peores fallos; Edward parce enfermo en toda la película!
Y la música... para ser el mismo director que el señor de los anillos, no se puede decir gran cosa ya que no destaca para nada.

Sé que he sido un poco (bastante)= dura, pero es que realmente el libro me gustó mucho y la película me decepcionó.
Tengo pendiente volverla a ver y puede que alguna cosa cambie en mi opinión.

25 de octubre de 2010

Harry Potter y el misterio del príncipe, película

Creo que es la peor película de harry potter, con todos los respetos.
Para mí, sólo se salva por los efectos especiales, por que arrastra con miles de fans (yo soy una) y cinco películas detrás con éxito.
Es una película dónde todo parece cachondeo y la actuación de Daniel (Harry) es terrible, y es muy extraño ya que en las películas anteriores realmente ha actuado muy bien.
Hay pequeños momentos en concreto que están muy bien, como la tienda de los gemelos Weasley.
Otro cambio negativo ha sido el vesturio; ¿desde cuando harry viste de ese modo? ¿o los trajes de quidditch son tan robustos y feos? El vestuario no sigue nada la onda de las películas anteriores, todo lo contrario.
en cuanto a la música, no esta mal, pero tampoco destaca (sigo echando de menos a john williams en estas tres últimas películas)
Es bastante fiel a lo que se refiere a los acontecimientos del libro, pero no bien realizados.
Espero que las últimas valgan la pena, ya que si no, es un desperdicio.

24 de octubre de 2010

El diario de Anna Frank

Ana Frank es una chica muy madura; es interesante cómo su mente se va abriendo cuando permanece escondida.
Es un libro (o diario) muy provechoso que te traslada muy bien en la época de Hitler, durante la segunda guerra mundial.
La historia que explica Ana, y ahora diré la única "cosa mala" que encontré:
el libro se me hizo un poco repetitivo, aunque no se puede esperar otra cosa de tal fracción de vida, así que no acaba de ser algo malo, porqué sirve para ponerte más en el papel.
Lo recomiendo a todo aquél que le guste leer, al que le interese la opinión de una chica en la segunda guerra mundial y hasta aquellas o aquellos que tengan o quieran saber cosas sobre los pensamientos de una adolescente.

Carta para él

¿Porque has cambiado? Este verano eras genial, normal que me enamorase. Pero ahora... fumando y haciéndote el mayor. No te soporto, pero me sigues gustando, incluso más. Ahora sí que no me entiendo ni a mi misma.
Tú, que te quieres hacer el mayor, los otros, que, aunque seas el más "novato", te siguen cómo ovejas, hacen lo mismo, aunque peor, porque lo hacen porque te siguen a ti, que sigues a los mayores para parecerte a ellos.
Otra cuestión pendiente contigo.
¿Por que no me hablas? Este ya es un problema sólo entre tú y yo. Y en estos momentos eres demasiado importante cómo para no intentar solucionarlo. Creo, si no se me escapa nada, no tienes razones para pasar de mi. Me lo estas haciendo pasar mal y creo que no me lo merezco, no tanto. Estoy mucho mas encabezada contigo de lo que debería pero no puedo evitarlo, es así. Lo que está claro es que has conseguido que piense en ti, no sé si esa era tu intención, pero bueno. Me gustaría tanto saber lo que piensas... Los pensamientos son un laberinto que cambian constantemente, inestables... Como me gustaría perderme en tú laberinto personal.
Tu dices que yo he canviado, que ahora te vacilo mucho más, y que me rio de ti. Bueno, un poco de razón la tienes, pero sólo porque tú has canviado y no me gusta cómo todos te van detras, además lo acepto, hasta sé el porqué. Yo no soy una oveja. Entonces, me pico contigo porque nadie más lo hace y te digo lo que pienso puede que demasiado rápido, me lo tendría que pensar mas veces antes de soltarlo...lo siento, pero tu comportamiento de ahora me lleva a ser así. Ya te dije que intentaría a ser la de antes. Pero cómo ahora no me hablas no lo puedes saber. Allá tú.
Y tú...¿ no aceptas que has canviado? Eso es más grave, porque si no te das cuenta, nunca podrás mejorar.

23 de octubre de 2010

Una mañana

Suena la alarma. No sé si es por eso que los días no van siempre bien, ¿por qué no me puedo levantar cuando el cuerpo me lo pida? No señor, la hora que empieza el intitulo, bueno, a decir verdad una hora o más antes… y… ¿quién ha decidido que tengo que ir? Está claro que me obligan, a todos nos obligan, i si no es esto es trabajar. Incluso los discapacitados están obligados a ir a un centro a partir de los siete años. Pero qué locura es esta? Todos trabajando, estudiando...Manteniendo todo el mundo ocupado, no me extraña que nadie se pare a pensar qué hace en general, a dónde le está llevando la vida… ¿quién lo decide? Ni idea, pero nadie hace nada.

Con lo bien que se está en la camita y ahora me tengo que levantar para ir a estudiar, para asegurarme un buen futuro, para… yo que sé! Pero a veces me pregunto si vale la pena. Sí, supongo que en el mundo que vivimos en estos tiempos sí. Pero… me lo imagino todo distinto, realmente seria todo distinto con sólo eliminar éstas dos cosas: los estudios y el trabajo, por lo menos tal cómo los consideramos ahora. Creo que abría un lapsus, nadie sabría que hacer, sólo espero que durase poco, si no seria muy mala señal.

Bueno, mientras pienso todos estos liosos pensamientos, bueno, mejor que valláis acostumbrando porque mis pensamientos son así, me levanto por fin de a cama y medio a ciegas enciendo la luz y me visto. Miro la ropa que me elegí ayer por la noche y no me acaba de convencer, cosa que me lleva a cambiármela una y otra vez hasta que veo que se me ha hecho tarde, entonces me decido. Unos tejanos oscuros un poco agujereados, una camiseta azul eléctrico con unos botones muy bonitos delante, aún de manga larga porque estamos en febrero, y un jersey largo gris de botones. Cojo mi mochila, ya con los libros preparados, un fular con estampados de diferentes azules y bajo las escaleras, dirigiéndome a la cocina, dónde como algo rápido y escapo. Me dirijo a la parada de autobús, ya que yo vivo en un pueblo pequeño, dónde no hay instituto al que voy está a 15 minutos en coche (o autobús).

14 de octubre de 2010

DIFERENTE

Diferente: de otra manera, de modo distinto. En el diccionario no pone más.

Éste termino, que depende de las circunstancias, podria hasta no existir. Pero SIEMPRE, aunque salgamos del mismo sitio y somos, en general, físicamente iguales, aparece la palabra diferente.
En la actualidad, ser diferente casi que se considera algo malo, una cosa diferente es la primera en ser rechazada, cuando en realidad jo considero que es un adjetivo de cualidad. Quiere decir que no escuchas lo que dicen los otros de ti; que no haces caso de las modas; que no haces caso de lo que te "dictan" en la tele...
Realmente intentas ser tu mismo.
Y es que no es nada fácil en este mundo tan como está ahora, ser uno mismo.



13 de octubre de 2010

"mejor sola, que mal acompañada"

"Mejor sola que mal acompañada", es una frase sabia; pero no tan fácil de seguir o de reconocer; otras veces obvias, pero llega un punto que te haces con los demás sólo para hacer un poco de relaciones públicas. Así es cómo me siento.
Cuando hablo con alguien, ni siquiera he acabado, que me está explicando sus cosas, sin escuchar, sin entender, sin ni siquiera ponerse en tu piel sólo unos segundos. Qué más da, mientras él me escuche a mi!

TODOS NECESITAMOS HABLAR Y SABER QUE SOMOS ESCUCHADOS.

La gente no me entiende cuando me separo de los otros; pero yo pienso, ¿para qué? Para mi sólo es esforzarme y atender aquello que los otros me dicen... ¿pero y yo qué? No me sale a cuanta para decirlo de alguna manera. Solución: me refugio en mi, en la lectura, en la escritura....
Y la verdad es que no lo paso mal. aun que a veces... me gustaría que alguien me escuchase DE VERDAD (y que me entendiese por supuesto)


12 de octubre de 2010

adolescencia

Aii!, la confusa adolescencia. Los amores, los medio-amores, los tres-cuartos amores, los engaños...
Y la misma lista para la amistad, aunque puede que no a tan grande escala; o puede que si.
Creo que me convertiré en uno de esos adultos que no quiere volver a pasar por la adolescencia.
no es que lo pase fatal, pero para mi gusto, demasiadas dudas e incertidumbre.
Lo peor, creo yo, es la sensación de soledad, al creer que nadie nos entiende; ni siquiera nosotros.
Preguntas y dudas nos inundan la cabeza. Pocas de ellas llegan a formarse en palabras y aun menos salen en forma de preguntas dirigidas a alguien (y aun menos a alguien capaz de contestarlas)

12 de septiembre de 2010

Hoy, fijación en la poesia

...que en el juego lo pierde todo y todo lo gana.

Dejarme decir que ya es tiempo de amar,
tiempo de creer en los prodigios
y qué más da de los chicos que no hemos conocido.

¿si nosotros callamos, quién habla?

No te voy a decir que hay detras de cada palabra.

Todo es camino desde ahora. Hago juramento de vivir.


Miquel Martí i Pol


29 de agosto de 2010

Un instante en mi pensamiento (en un día negativo)

La vida de los otros siempre nos parece mejor. Mas interesante, mas emocionante, con mas aventuras, mas misterios...Incluso cuando son tragedias. Sean finales felices o no. Haya o no haya malos o buenos momentos. Hasta si acaban todos muertos. Vaya menta la humana! Siempre nos parece mejor lo de los otros; y la nuestra en comparación, es siempre insignificante.
Pero en realidad sólo hace falta un poco de imaginación, de explicar los acontecimientos adecuados y de excluir otros. Nuestra historia siempre podría ser una de esas que siempre hemos admirado tanto.
solo tienes que montártelo bien, ser positivo y...
mirarlo desde unos ojos que no sean los tuyos!
Lo de los otros siempre es mejor;así que para ver tu vida cómo una leyenda... míralo desde el punto de vista del vecino, que así te ve.
Sé objetivo. Entonces, si ni desde la perspectiva del vecino tu vida te complace, cámbiala!
Pero esperemos que no pase. Seguro que al vecino le gusta mas la tuya que la suya. Si el se pusiera en tu piel y se mirase desde tu punto de vista...

Esto pasa con todo, puede que con las vidas no tanto, pero con otras cosas, diariamente.

25 de julio de 2010

Veronika decide morir







Éste libro es de Paola coelho.
Mi opinión con dos adjetivos? genial e interesantisimo
muy interesante como trata el tema de la locura.
Lo recomiendo, ahora, no es un libro de historias juveniles romanticas; sinó un relato de cómo una persona que no tiene ganas de vivir porqué la vida no le parece interesante, aprende en un manicomnio cómo de interesante y con sentido puede ser la vida.