24 de octubre de 2010

Carta para él

¿Porque has cambiado? Este verano eras genial, normal que me enamorase. Pero ahora... fumando y haciéndote el mayor. No te soporto, pero me sigues gustando, incluso más. Ahora sí que no me entiendo ni a mi misma.
Tú, que te quieres hacer el mayor, los otros, que, aunque seas el más "novato", te siguen cómo ovejas, hacen lo mismo, aunque peor, porque lo hacen porque te siguen a ti, que sigues a los mayores para parecerte a ellos.
Otra cuestión pendiente contigo.
¿Por que no me hablas? Este ya es un problema sólo entre tú y yo. Y en estos momentos eres demasiado importante cómo para no intentar solucionarlo. Creo, si no se me escapa nada, no tienes razones para pasar de mi. Me lo estas haciendo pasar mal y creo que no me lo merezco, no tanto. Estoy mucho mas encabezada contigo de lo que debería pero no puedo evitarlo, es así. Lo que está claro es que has conseguido que piense en ti, no sé si esa era tu intención, pero bueno. Me gustaría tanto saber lo que piensas... Los pensamientos son un laberinto que cambian constantemente, inestables... Como me gustaría perderme en tú laberinto personal.
Tu dices que yo he canviado, que ahora te vacilo mucho más, y que me rio de ti. Bueno, un poco de razón la tienes, pero sólo porque tú has canviado y no me gusta cómo todos te van detras, además lo acepto, hasta sé el porqué. Yo no soy una oveja. Entonces, me pico contigo porque nadie más lo hace y te digo lo que pienso puede que demasiado rápido, me lo tendría que pensar mas veces antes de soltarlo...lo siento, pero tu comportamiento de ahora me lleva a ser así. Ya te dije que intentaría a ser la de antes. Pero cómo ahora no me hablas no lo puedes saber. Allá tú.
Y tú...¿ no aceptas que has canviado? Eso es más grave, porque si no te das cuenta, nunca podrás mejorar.

5 comentarios:

Lyla dijo...

Ésta carta pertenece al pasado, pero me apetecía escribirla aquí.
Además, en una época fue presente, y no por ser pasado, hay que olvilar las cosas completamente. Son ellas las que nos hacen madurar, aprender y cambiar.

The Little dijo...

¿Por qué me ha dado la sensación de que describías a un chico de mi instituto? Jajaja! La verdad es que últimamente todo el mundo quiere hacerse el mayor. Y cuando ya eres demasiado mayor quieres ser joven... ¡Qué disparate! La gente ya no se conforma con ser quienes son, con la edad que tienen, todo el mundo quiere ser como ese otro, y ese otro como ese de más allá...

A propósito, que estoy de acuerdo completamente con tu comentario. Totalmente cierto :)

Lyla dijo...

Y una cosa que no has dicho... la semejanza entre ésta entrada y una tuya! XD
Si te ha molestado, te pido perdón, pero realmente la escribí hace mucho y cuando vi la tuya pensé que la podía poner también yo!

Pía Baroja dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada, ¡es tan sincera! Se nota que de verdad eres diferente. Y también se nota que le querías de verdad, porque querías que volviera a ser tan feliz como antes. Me refiero a que cuando uno quiere ser lo que no es, está muy muy agobiado.

Lyla dijo...

Me encanta la última frase que has dicho!