10 de diciembre de 2010

Confusión y certeza



un océano seco
una feliz tristeza
una luz oscura
un gozo doloroso

4 comentarios:

María dijo...

Un grito silencioso

Pía Baroja dijo...

He tenido que leerlo un par de veces para entenderlo. Me ha gustado mucho, es ingenioso. Y la foto muy chula :)
Besos.

MBosch dijo...

Un pregonero mudo...
Me gusta tu post!
Con tanto cambio de nombre ya no encontraba tu blog!!!
Espero seguir comentando!

The Little dijo...

He dicho que era normal, porque a veces las ideas contrapuestas son las mas comunes de todas.¿Quien no ha disfrutado de algo pero al mismo tiempo saboreado ese punto amargo que nos impide gozar al completo?