27 de febrero de 2011

Soñando despierta

Soñando despierta, pensando, imaginando. Todo esto, una guerra pacífica en mi interior. ¿A que no lo parece? Sé lo que piensan mis compañeros; piensan que soy una chica cualquiera, bueno, no cualquiera; sinó una niña jugando a ser mayor, superficial, loca por los libros y desagradable con la gente. 
Estamos de colonias. Ahora mismo me encuentro estirada en el porche de madera de la casa de colonias. Es un sitio precioso; campos dorados por el sol, viento fresco del norte y miles de detalles de la naturaleza, posando ante mi para que los congele en el papel con mi carboncillo.
Adelante, me digo.
Inspiro, y dejo que mi mano dibuje con fluidez y delicadez. Ahora, sin pensar, ni imaginar, sólo soñando por una vez más.

24 de febrero de 2011

ALGO
Busco algo. Algo que me haga sentir feliz, que todo merece la pena. Algo que me arranque una sonrisa, que me dé empujoncitos y me anime a seguir adelante. Porqué no puedo más
Algo es lo que ando buscando con desesperación, algo que borre estas palabras.
te necesito, algo.




FRÍO
Tengo frío. ¿Tengo miedo? ¿Soy cobarde? No sé, las vez sí lo sea. Tengo una lámpara en mis narices pero todo lo veo oscuro. Frío; las manos reseca me impiden escribir.
Una lágrima se asoma; cae con la escusa de que es la fuerza de gravedad; pero a mi no me engaña, sé que por eso no es. Esta lágrima lo ha visto y oído todo, ha sentido lo que era mejor no sentir y se ha imaginado futuros oscuros y borrosos.

23 de febrero de 2011

Diferentes e iguales


Tenía la mirada de hielo perdida en la multitud de gente que pasaba -alguna estresada y otra tranquila-, por la calle. La variedad era inmensa. Le asombraba tal diferencia pero a la vez tanta igualdad entre unos y otros. Depende de el lado que lo mires -como decía una canción de mi padre-. A veces uno se podía sentir único, otras veces insignificante, y es que en ninguno de los casos erraba. 
¿Qué es lo que nos hace diferentes?
¿Qué es lo que nos hace iguales?
Todo y nada, o nada y todo.
Su mirada se encendió; el hielo se había deshecho y ahora una mirada chispeante observaba la multitud des de un punto de vista completamente nuevo.

18 de febrero de 2011

Desahogo


-¿Qué te pasa?-le preguntan a Elisabeth.
-Nada- responde ausente y cansada de que le pregunten sin preocupación; como si fuese sólo por obligación.
-¿Te pasa algo?-le vuelve a preguntar otro compañero.

Lo único que le ocurre y quiere es correr por una pradería verde en un día soleado y fresco de primavera. Abrir los brazos, respirar hondo y cantar. Cantar hasta que la melodía de la canción la inunde plenamente; y con esperanza, esperar que esa melodía inunde todo este mundo, para pintarlo de color de una vez por todas.


Escrito: en clase de turoria, sintiéndome  igual que Elisabeth.

14 de febrero de 2011

Tempus Fugit


"Si había aprendido alguna cosa en todo ese tiempo era que no había nada que hiciera cambiar les Esencias de las personas mas rápidamente que la música. Cuando alguien escuchaba una ópera o se ponía unos auriculares para distraerse, su estado de ánimo y, en muchas ocasiones, su Esencia, variaban a una velocidad inimaginable."

"La respuesta de Hanna fue levantar la cabeza y cerrar los ojos.
Después respiró hondo y abrió los brazos como había visto que hacía él. Pablo la imitó y dejó ir un grito con todas sus fuerzas. El grito su fundió con los trueno y se llevó la preocupación, la angustia, el miedo y la tristeza de los últimos días. Hanna se unió con un aullido que creció hasta convertirse en una risa incontrolada. Comenzó a girar sobre ella misma sin importarle la imagen que haría y no paró hasta quedarse sin aliento."

" Allí había tenido amigos con los que jugaba y corria. Allí supo una vez que era ser feliz. Pero, como siempre, el tiempo le había arrebatado todo hasta que solo le habían quedado los recuerdos. Y hasta los recuerdos habían empezado a desvanecerse."

NOTA: 7'8

12 de febrero de 2011

No me di cuenta, hasta que fue demasiado tarde para salvarnos











No me di cuenta. No me di cuenta de cuando en la sombra de la noche, dejaron de brillar las primeras estrellas; tampoco de cuando tus ojos dejaron de hacerlo. De cuando los dos dejamos de sonreír por todo y por nada. 
No me di cuenta; pero un día lo supe, porqué me perdí en la oscuridad de tus ojos vacíos, 
caí 
en el precipicio de nuestro silencio.Un día lo busqué por horas, y no lo encontré. Después, cuando ya era demasiado tarde.

7 de febrero de 2011

Cuando todo se nubla

-¿A que parece un sitio extraño y siniestro, la casa de esta fotografía?- le preguntó el abuelo a su nieto soñador de 9 años.
-Sí, ¡seguro que allí vive una bruja!- respondió  Charlie.
-Pues te va a sorprender lo que te contaré.
Hace muuuucho mucho tiempo, esa casa fue un paraíso para todos aquellos que tuvieron la suerte de pisarla. No era muy grande, pero lo suficiente. Era hermosa como ninguna. Solar, cálida, agradable. Era simple y a la vez llena de pequeños detalles que la hacían perfecta, ...
-¿Y porqué ahora es así?- interrumpió Lucy, la hermana de Chalie que se había sentado al lado del fuego a escuchar el abuelo.
-¡Acabo de empezar a explicar como era que ya quieres saber el porqué!- se quejó el cuenta cuentos de la familia.
-Pero dime, ¿porqué?- insistió tozuda con una voy demasiado encantadora como para que el abuelo no cediera.
-Porqué un día, todo se nubló

Premio butterfly


Kelly me dio este premio porqué le recordó a mi blog, y la verdad es que un poco si que lo recuerda. Bueno, que a me encantó. Aquí esta la entrada =)

Normas:
-Entregarlo a diez blogs (lo dejaré en cuatro e intentaré que sean unos a quien aún no les he dado ninguno)
   -Dedicarle a cada una canción o frase                         
Y... voy a dedicaros dos canciones que para mi son muy especiales y cada una de ellas significa un trocito de mi vida; espero que os gusten (no sé vuestros gustos musicales, tenedlo en cuenta)



5 de febrero de 2011

Bajo la lluna llena















Después del cine, habían recorrido la ciudad hasta llegar a la inmensa y silenciosa playa.
A él no le gustaba la arena; ella estaba ansiosa por hundir los pies en ella. Al final acabaron sentados uno justo a el otro, en la orilla, escuchando las olas del mar y mirando la luna llena. Se susurraron cosas a los oídos, sólo ellos saben  el qué; se miraron con amor y picardía y de golpe, él se levantó y empezó a correr, miantras luchaba contra la molestia que le provocavan los granitos de arena entre los dedos.
No sé si es que ella fue muy rápida o él se dejó atrapar, pero al final, consiguieron besarse; a las doce en punto, entre el hoy y el mañana, a la luz de la luna.

3 de febrero de 2011

El cuaderno de Noah



"-Mi padre decía que el primer amor te cambia la vida para siempre, y por mucho que te empeñes, el sentimiento nunca muere del todo. La chica de la que hablas fue tu primer amor. Y hagas lo que hagas, te acompañará siempre."

"¿Alguna de sus amistades leía a Whitman, o a Eliot, y encontraba en ellos imágenes de la mente, ideas del espíritu? ¿O salían a contemplar el amanecer desde la proa de una canoa? Esas cosas no hacían prosperar a la sociedad, pero eso no justificaba que la gente les concediera tan poca importancia. Al fin y al cabo, hacían que valiera la pena vivir."

"-Eres la respuesta a todas mis plegarias. Eres una canción, un sueño, un murmullo, y no sé cómo he podido vivir tanto tiempo sin ti. Te quiero, Allie, te quiero mucho más de lo que imaginas."

El cuaderno de Noah, Nicholas Sparks


1 de febrero de 2011

Un mundo en su interior

Todos miraban a ese profesor sin vocación que palabreaba, haciendo ver que lo escuchaban, o algunos incluso escuchando de verdad.
Pero había una chica que sólo esperaba esa hora para cruzar la puerta de bronce que la llevaba a un mundo completamente distinto; un mundo dónde se sentía en casa, aun que no lo fuese.
No era un mundo perfecto, pero era un mundo que le gustaba -a diferencia del otro mundo- y si a veces no le gustaba, se lo hacía gustar.
No había princesas ni príncipes; ni dragones ni hadas.
Ese mundo, en el que no estavab sóla aunque lo estubiese. Ese mundo que exteriorizaba su interior. Allí se descubría a sí misma, hasta el último grano de su esencia.
En ese mundo descubría su pasado, entendía el presente y imaginaba el futuro. Hallaba verdades y conocía las mentiras.
Es allí donde ella crecía y aprendía; en su mundo. No en la escuela. Aunque claro, si viajaba a ese mundo en horas de clase, supongo que al fin y al cabo, si que aprendía, en la escuela.


Escrito: en clase, enfadada con el profesor.