1 de febrero de 2011

Un mundo en su interior

Todos miraban a ese profesor sin vocación que palabreaba, haciendo ver que lo escuchaban, o algunos incluso escuchando de verdad.
Pero había una chica que sólo esperaba esa hora para cruzar la puerta de bronce que la llevaba a un mundo completamente distinto; un mundo dónde se sentía en casa, aun que no lo fuese.
No era un mundo perfecto, pero era un mundo que le gustaba -a diferencia del otro mundo- y si a veces no le gustaba, se lo hacía gustar.
No había princesas ni príncipes; ni dragones ni hadas.
Ese mundo, en el que no estavab sóla aunque lo estubiese. Ese mundo que exteriorizaba su interior. Allí se descubría a sí misma, hasta el último grano de su esencia.
En ese mundo descubría su pasado, entendía el presente y imaginaba el futuro. Hallaba verdades y conocía las mentiras.
Es allí donde ella crecía y aprendía; en su mundo. No en la escuela. Aunque claro, si viajaba a ese mundo en horas de clase, supongo que al fin y al cabo, si que aprendía, en la escuela.


Escrito: en clase, enfadada con el profesor.

11 comentarios:

Marie L.Ross dijo...

Yo también me enfado con los profesores...Son tan. Arg.
Pero bueno, prometí que me pasaba y aquí estoy.¡Ya tenía yo ganas de hacer un hueco para comentar y recoger premios!
Me ha encantado el texto, darling (:¡Sigue así!
Besotes fuertesfuertes (:

Lyla dijo...

A mi me gustan los prefesore,s de hecho es una figura que respeto y me encantan porque tienen un papel importante en mi vida. Pero a veces... bien, hay algunos que NO me caen bien. jeje
Me alegro de que te hayas pasado, te echaba de menos

kelly dijo...

yo estoy continuamente en mi mundo, es mucho más gartificante (a veces) que el real"

El corazón de Camila♥ dijo...

Al igual que tu mi pequeña, les tengo mucho respeto a los profesores, pero hay algunos que me hacen enojar, y de verdad me enojo con ellos jajá!
Lindo, totalmente lindo, me ha pasado eso muchas veces, el de irme a mi propio mundo mientras estuviese en clases. Cuento viejo, me gustaría volver a clases ahora mismo, jajá
un besito, gracias por pasarte, como siempre, me encantan tus comentarios (: cuidatee ^^

Pía Baroja dijo...

Ya echaba de menos que apuntases dónde lo habías escrito :)
Buena reflexión final, esa en la que al final resulta que sí que aprende cosas en clase jaja Yo también me abstraigo muchas veces del aula, pero prefiero para ello estar fuera de ella.
Besitos linda

Las mejores cosas al amanecer dijo...

ai, m ha ncantado!!
a mi tmb me pasa eso d kedarme mdio dormida en la clase, pero no m voy a nngun mndo... lo k hago es hablar con la chica d al lao!!

PALABRA DE VERIFICACIÓN: repin

Las mejores cosas al amanecer dijo...

Si, es verdad, algunos profesores son para tirarlos por la ventana.
Lo cierto es que el texto me llegó muy adentro... Preciosa foto.
Si yo no fuera así, te diría: Lyla, te lo digo muy en serio, dedicate a esto, tienes futuro.
Pero como no lo soy, solo te digo que porfavor, se que parecerá egoista, pero si de verdad te gusta hacerlo, hazlo por toda la gente que te leemos.
Te quiere, Clara

Lyla dijo...

Un comentario como en tuyo, Clara, motiva para seguir escribiendo durante años!! Me gusta escribir y compartirlo con vosotros, por lo que espero no dejarlo nunca.
La verdad es que me encantaría dedicarme en serio y de echo, no lo descarto. Siempre hay esperanza.
Tu comentario me ha conmovido =)
besotee

MBosch dijo...

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy bien escrito!
Transmites mucho, de verdad.
Todos hemos huido una vez u otra de la clase para pasar un buen rato en nuestro mundo.
Por cierto, me has recordado un poco al relato Escapar, que escribí y publiqué en mi blog hace unos meses.

Lyla dijo...

Sí, es verdad, la idea es al misma!
Me alegro que transmita =)
Gracias por pasarte.
Bueno, y gracias por pasaros a TODOS!
mil besitos

FunnyFantasy dijo...

Hola, tu blog es precioso y te sigo :)