17 de marzo de 2011

Quiero correr lejos de él


De espaldas al mundo por lo que veo en frente a mi. Cierro los ojos; mi interior se derrumba. ¿Porqué ella? Me pregunto y una y otra vez. Miro este prado ya dorado, su verde primaveral pasó y ahora empieza a secarse. Tal vez con él me identifique. ¿Qué tal si corriese por este dorado hasta el infinito? Así al menos no lo tendría que ver. ¿Tal vez no moverme del sitio y esperar a que mis raíces sean lo bastante fuertes para resistirlo todo? 
No, no y NO!
NO tengo que huir, tengo que afrontar, aprender y salir de esa tormenta con una sonrisa, una lágrimas de alegría, otra de tristeza y una herida cicatrizada. Esos serán mis trofeos.

15 comentarios:

La Chica Violeta dijo...

Simplemte hermoso, me idenfique mucho con tu texto, precioso de verdad :)

Las mejores cosas al amanecer dijo...

En clase de mates:
Precioso Lyla, en serio, te felicito me ha encantado. Veo que es trozos de tu vida, la chica esa... te caía bien o la odias, solo lo digo porqué si la odias creo que va a serte más fácil luchar contra ello.

Besos y te doy todo mi apoyo aunque sea a traves de internet.

Joana

Noelia dijo...

Hay que ser fuerte(:
Aunque eso de correr por el prado no estaría mal (:

Xikaakira dijo...

Precioso texto!!
Y tiene que ser valiente y afrontarlo todo :)

Bss

Las mejores cosas al amanecer dijo...

que bonito!!!!!!!!!
mua, mua y mua.
de ClarA

RaQueeL dijo...

Mucho animo guapaa! Por lo que leo en tu texto tiene que ser complicado, pero no hay que huir, enfrentarse al problema es la única forma de que desaparezca.
Muchas gracias por pasarte por mi blog y seguirme :) Muááák!!

Smiley ;) dijo...

Hay que asumir la realidad, lo que vivimos. No podemos echar a correr y dejarlo todo (aunque a veces sí), sino que tenemos que vivir la vida, y enfrentarnos a ella. La vida es una continua lucha.

¡Un beso! :)

María dijo...

Huir no soluciona nada, sin embargo, quedarse y afrontar los problemas de nuestro corazón nos hace mucho más fuertes. La alegría que añoras volverá tarde o temprano y te sentirás orgullosa de haberlo superado.
Te envío una sonrisa de oreja a oreja :)

kelly dijo...

hazlo, es lo mejor

The Little dijo...

Ser cobarde no sirve de nada. Porque cuando llega el problema, el de verdad, no puedes reunir los trocitos de valor porque ya no están, se los llevó el viento. Y entonces se es un cobarde miedica hecho un ovillo en un rincón esperando lo inevitable. Por eso sé valiente y planta cara :)

Pía Baroja dijo...

Iba a aconsejarte, pero veo que lo has hecho tú sola en el último párrafo.
No dejes que los fantasmas del pasado inunden de amargura tu presente. Solo son eso: fantasmas.

Jeny dijo...

Todas las mujeres somos valiosas y tenemos algo especial. Cada mujer es un mundo.

Nessie dijo...

Es precioso :) hay que ser fuerte y afrontar todo en esta vida, un besito :)

RaQueeL dijo...

PREMIO EN MI BLOG!! :)

doѕ locoѕ ғelιceѕ! dijo...

Simplemente me ha encantado

Un beso Lyla!