7 de mayo de 2011

Ali




















Estaba ya enfundada en su suave pijama de flores cuando decidió no dormir por esa noche. Se incorporó despacio y, de puntillas, se preparó para una visita nocturna por las calles de París. Había tenido un día extraño, y la mañana siguiente tenía un examen. No importaban ni una cosa ni la otra. Cunado a uno de asaltan las ganas de hacer algo nuevo, aunque un un poco descabellado, lo tiene que hacer. Son esos los momentos en los que uno se siente libre, contento de gobernarse a uno mismo y feliz.
Era una noche fría pero acogedora. Ali se dirigió a una zona donde sabía que no habría nadie. Eran unos jardines no muy grandes, con minúsculas colinas cubiertas de colores, un río plateado que las recorría y fuentes y pájaros que creaban la melodía que allí se oía. El cantar de el agua y de los pájaros. Pero de noche, todo era distinto, aun que igual de mágico. No se apreciaban los colores, si nó que todo era negro, con un reflejo azul que lo cubría todo. Los pájaros no cantaban, pero el río suspiraba sigilosamente y el viento se agitaba sutilmente. Ali se sentó en medio de un prado iluminado pro la lux de la luna y se quedó en silencio, observando. Sacó una libreta de terciopelo azul y se puso a escribir con una pluma blanca. Mientras las palabras cobraban vida, su alrededor también. Ella estaba demasiado concentrada, pero el jardin la estaba rodeando de luces.
Cuando se dio cuenta, ya estaba volando.

9 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

bellisimo y magico relato nos regalas princesa, esta asturiana te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de el y te manda un besin muy muy grande.

★ eterno.amanecer★ dijo...

Es precioso Lyla.
Un saludo.

doѕ locoѕ ғelιceѕ! dijo...

Precioso, simplemente me ha encantado!

Un besito!

The Little dijo...

Parece mentira lo que pueden hacer unas colinas de colores, París, Ali, la noche y la oscuridad y la magia de las palabras. Parece mentira... Un texto mágico, Lyla :)

kelly dijo...

:D yo también quiero! jajaja

Las mejores cosas al amanecer dijo...

Precioso, Lyla. Te ha quedado simplemente genial, y el final, lo de que estaba volando es fantastico! De verdad, es un relato que no se como describir lo precioso que es.

Joana
www.lasmejorescosasalamanecer.blogspot.com

egaara dijo...

Preciós! M'ha encantat :D
"Cuando a uno de asaltan las ganas de hacer algo nuevo, aunque un un poco descabellado, lo tiene que hacer", sóc de la mateixa opinió :D

Smiley ;) dijo...

¡Estaba volando! Se dejó llevar tanto por su imaginación que cuando se dió cuenta ya estaba volando. ¡yo también quiero!

Un beso :)

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Precioso. Me ha parecido que estaba en el jardín!!!

Clara