15 de septiembre de 2011

En un momento, caos

Aparece una pantallita en la esquina de la pantalla del ordenador.
Entonces pasan muchas cosas a la vez.
Recuerdos del verano visualizan mis ojos, canciones románticas oien mis oídos, mis labios sólo saborean los suyos, mi cerebro se ha quedado en blanco y para quién quiera y pueda escucharlo, en algun rincón suena un sonido extraño. Ése es el corazón. Si, ese que ha querido, ese que se ha roto en añicos, ese que se intenta reconstruir con el paso de los lentos días, ese que quería olvidar, ese que bate tan fuerte que creo que lo que quiere es tirarse por el barranco.
Realmente el amor es un estado físico, pienso apoyando delicadamente la mano derecha encima del corazón que sigue gritando desesperado.

Lo que puede llegar a desembocar una pequeña pantallita... Sólo depende del pasado, del presente y del amor.














11 comentarios:

Leyendo Bajo El Cielo dijo...

Es... Es... No tengo palabras... Es muy bonito!!
No se puede describir gracias.

kelly dijo...

Tú lo has dicho!

Xikaakira dijo...

Precioso y si las pequeñas pantallitas hacen mella!!!
Bss

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Nuestro corazón se desborda a veces, y el amor solo hace que lo haga más a menudo! Muy bonita la entrada!
Un fuerte abrazo y un beso!

Joana

Miss Frenesí dijo...

El corazón, nuestra más preciada musa para escribir :)
Un beso enorme, me ha encantado leerte!

Lyla dijo...

Gracias por vuestras hermosas palabras chicas! =)
Besos

Smiley ;) dijo...

La pantallita en la esquina de la pantalla del ordenador no es una simple pantallita, ¿verdad?
Rebosa de amor y felicidad.

¡Saludos!

Confusa permanente dijo...

Preciós!

RaQueeL dijo...

Me ha encantado verte por mi blog! una preciosa entrada como siempreee :)

Pía Baroja dijo...

El amor, tan destructor, siempre.
Y ahora perdona mi escepticismo romántico y anímate. Es mejor no pensar en esa pantallita. ;)
Un beso

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Tienes un premio en el blog!

Joana