24 de mayo de 2012

Viajando a través de la música

El chico se encerró en la habitación, cerrando la puerta detrás suyo, secamente, pero sin hacer ruido.
De golpe, le vinieron unas terribles ganas de escaparse de esta vida, de este mundo. Esconderse. Cogió los cascos, puso la música bien fuerte y por último, apagó la luz.
En ese momento, en su mundo, su habitación; sólo existían la acogedora oscuridad, la música, el sentimiento y él. Él, transportado a un mundo de nubes de colores, donde todo pasa directo al corazón. 

16 de mayo de 2012

Colgando peligrosamente

Cada vez pesaba más, y el pálido hilo del que colgaba se iba adelgazando; mientras gritaba desesperadament que no podía más.
Un niño con la piel de marfil i  ojos de carbón lo obrsevaba con seriedad y una chispa de preocupación en la mirada. 
Tal vez no supiera aún muchas leyes de física, pero veía perfectamente que si las cosas seguían así, el hilo se rompería y que todo se derrumbaría en un instante.  

Cada día que pasaba, ese niño dedicaba unos silenciosos minutos a observarlo. A veces lo hacía con esperanza, otras con frustración y otras con resignación. Pero el hilo no se rompía. 
Hasta que un día... lo hizo.