22 de diciembre de 2013

Piece of past in my present

It's strange how people change, grow old, carry on with life, we all do, and something meaningless like a smell just remainds the same. And that smell, on that changed person, makes you feel as if you were with that old friend. But you aren't. But you feel like you are. You are between two worlds, two realities: present versus past, memories. And it's curious how stronger those old memories are. They seem more real. 
They aren't. And it's sad.
Because the truth is that past is past, and it's gone. You are not who you used to be anymore, neither I am. That moment flew away.  We were but we aren't anymore. And this is how it had to be, I'm sure of that, but even though it feels sad to realize how times flyes and things change.
That's all what goes through my mind everytime I see you.
Because for me you are a beautiful and innocent piece of past in my present. And you make me realize all these things, all this time that has past, and keeps going and it will always do.
And this is how it has to be.
And it's strangely sad and exiting at the same time. 
But passage of time, as life itself, it's just like that: sad and exiting, a mix of two realities: present and memories.

And that's all what went through my mind when I saw you, today.

16 de noviembre de 2013

Never Grow Up


"Crecer duele, a veces, cariño" esas palabras que fueron a su vez susurradas  con dulzura, retumbaban en su cabeza como un eco crescendo "Crecer (crecer) (crecer) duele (duele) (duele), a veces (a veces) (a veces), cariño (cariño) (cariño) ..."

Sí, fueron murmuradas con ternura, pero meses después, la realidad de su significado chocaba contra las paredes de su alma con un sabor completamente amargo.
Miraba las carcajadas despeocupadas de todos los niños y niñas que se cruzaba por las frías calles. 
Las envidiaba en silencio. 
Recordaba poder vivir en un libro durante días, saborearlo sin tener que angustiarse por la realidad; poder olvidarse de ella sin que esta la reclamara y la anclara en tierras grises y quemadas. Tristes.
Cómo todo era simple y alegre.
Recordó también como ella misma quería ser mayor, y no entendía a los adultos cuando le decían que se estaba mucho mejor siendo niño. Ella lo encontraba aburrido. 

Pero ahora, ahora deseaba volver a ser esa niña de pelo largo y lacio que, en el fondo, era tan feliz.

23 de octubre de 2013

¿Cómo puede algo roto funcionar?

  

Solía imaginar sueños vaporosos, preciosos e imposibles contigo, imágenes que cambiaban mis días grises en nubes traidoras de colores que se desvanecían cuando yo caía como una piedra a la realidad.
Pero después, cuando esos sueños podían tal vez llegar a ser algún día de verano, más sólidos, bellos, posibles y reales, ya no los soñaba, ya no los pensaba, ya no los imaginaba. 
Me daban miedo.
Me dabas miedo.
Porque tú y mis sueños teníais el poder de herirme. 

Y así lo hicisteis. 
Me rasgasteis y rompisteis.

Y lo peor es que todos estos miles de pedazos de corazón se clavan en mí como cristales rotos, y aún así; rotos, sangrientos; siguen amándote. 

¿Cómo es posibe? ¿Cómo puede algo roto funcionar? 
¿Cómo puede un corazón roto amar?

20 de octubre de 2013

Dando la espalda al tiempo


Unos ojos marrones y tristemente brillantes miraban el reloj. Miraban como las agujas se movían, pero no sentían como el tiempo pasaba. No entendían por qué no paraban, esas agujas. Pues allí no pasaba nada.
Y se preguntaban si el tiempo se detendría si ellos pararan de observar el movimiento de las agujas del reloj. Qué pasaría si ellos no mirasen nunca más el tiempo.
Decidieron comprobarlo. Nunca más esos ojos marrones miraron un reloj. Y al no poder mirar un reloj, nunca pudieron saber si el tiempo pasaba ahora que ellos no lo miraban. 
Pero esos ojos viajaron y vivieron para siempre, y nunca más vieron pasar el tiempo.

14 de mayo de 2013

Somos amor y complicaciones



-¿Crees que puede existir alguien que no haya amado ni querido a nadie ni nada nunca?
-No, no creo que exista esa persona. ¿Acaso sería alguien que nunca ha amado o querido a nadie ni nada una persona?
-No lo sé. 
-Yo creo que no. Las personas somos amor. Amor y complicaciones, eso es lo que somos.
-¿Y qué hay de la carne, los huesos, los pensamientos, la razón? ¿No son estas cosas las que nos hacen personas?
-Bueno, esas son las complicaciones, hermanita. 

19 de abril de 2013

Realidad deformante


-Era mi primer año como profesora, y por entonces... era joven, imaginativa y tenía toda clase de ideas para hacer con los alumnos. Aun no sabía los límites sobre lo que se puede hacer y lo que no. De que la realidad es muy diferente. 

Entonces calló unos segundos. Después siguió explicando a Plauto. Yo me quedé pensando. Y pensé en sus palabras sobre su primer año enseñando. Me hubiera gustado presenciar una de esas clases tan nuevas sobre las lenguas y cultura clásica. Pensé también en lo que muchos pierden al crecer. El creer que podemos cambiar la realidad. Y al final, es la realidad la que los acaba cambiando. 


5 de abril de 2013

Ese mundo donde los sueños no son más que sueños


Diana estaba sentada en el blanco y viejo banco en el que se sentaba cada día a contemplar ese pequeño trocito de mundo. De repente, sus pensamientos fueron interrumpidos por la brusca llegada de un trozo de papel amarillento, seguramente, arrancado por el viento de algún cuaderno. Estaba escrito. Parecía parte de un diario personal. Y, sin poder evitarlo, sintiéndose como Ricitos de Oro entrando en la cabaña de la familia de osos, leyó:

Mi gran miedo es acabar viviendo en ese mundo donde los sueños no son más que sueños y no se hacen realidad; donde los obstáculos se hacen grandes en vez de engrandecer a las personas; donde las ilusiones, el entusiasmo y la esperanza no son estrellas que guían los caminos sino estrellas fugaces que cayeron hace demasiado tiempo y demasiado rápido, dejándolo todo oscuro. 
No, yo no quiero vivir allí.  

1 de abril de 2013

Larga espera


Suelo, paredes, techo, batas; todo blanco.
Un ruido extraño producido por una máquina extraña en medio de un tenso silencio.
Un chico y una larga espera.
Un llanto que él esperaba que no fuera el de ella.
Podría recordar ese momento para siempre, o podría olvidarlo para nunca.
Todo dependía de la expresión que saldría por esa puerta escondida tras la esquina.
Podía cambiarlo todo, pero ojalá no cambiara nada.

23 de febrero de 2013

Viviendo marcha atrás

-No quisiera ser empleada... y no me gusta tanto la mermelada.
-¡Ah! Pues es una mermelada excelente -insistió la Reina.
-Bueno, en todo caso, lo que es hoy no me apetece nada.
-Hoy es cuando no podrías tenerla ni aunque te apeteciera -atajó la Reina-. La regla es: mermelada mañana y ayer... pero nunca hoy
-Alguna vez tendrá que tocar "mermelada hoy" -objetó Alicia.
-No, no puede ser -refutó la Reina. -Ha de ser mermelada un día sí y otro no: y hoy nunca puede ser otro día, ¿no es cierto?
-No comprendo nada -dijo Alicia-. ¡Qué lío me he hecho con todo eso!
-Eso es lo que siempre pasa cuando se vive marcha atrás -le explicó la Reina amablemente-: al principio una se marea siempre un poco...
-¡Viviendo marcha atrás! -repitió Alicia con gran asombro-. ¡Nunca he oído una cosa semejante!
-... Pero tiene una gran ventaja, y es que así la memoria funciona en ambos sentidos.
-Estoy segura de que la mía no funciona más que en uno -observó Alicia-. No puedo acordarme de nada que no haya sucedido antes.
-Mala memoria, la que sólo funciona atrás -censuró la Reina.
-¿De qué clase de cosas se acuerda usted mejor? -se atrevió a preguntarle Alicia.
-¡Oh! De las cosas que sucedieron dentro de dos semanas -replicó la Reina con la mayor naturalidad-. Por ejemplo -añadió, vendándose un dedo con un buen trozo de gasa-, ahí tienes el mensajero del Rey. Está encerrado ahora en la cárcel, cumpliendo su condena; pero el juicio no empezará hasta el próximo miércoles y, por supuesto, el crimen se cometerá al final. 
-¿Y suponiendo que nunca cometa el crimen? -preguntó Alicia.
-Eso sería tanto mejor, ¿no te parece? -dijo la Reina.

Alicia a través del espejo, Lewis Carroll

9 de febrero de 2013

Un pañuelo y una lágrima















Un pañuelo más usado.
Un pañuelo más en la esquina de la habitación.
Un pañuelo más mojado.

Un pañuelo menos utilizado.
Un pañuelo menos en la caja de cartón.
Un pañuelo menos deshecho por las lágrimas.


Una lágrima más ahogada.
Una lágrima más escondida.
Una lágrima más sin ser preguntada.

Una lágrima menos cayendo por la mejilla.
Una lágrima menos descubierta.
Una lágrima menos sin ser respuesta.

5 de febrero de 2013

La ladrona de sonrisas




Había una vez una ladrona, una ladrona de sonrisas. Pero también era la inesperada y misteriosa cartera que las regalaba y repartía por todo el mundo.
Poder arrancar una sonrisa, incluso a la alma más triste y desolada, era por eso por lo que ella vivía. Otros vivían por dinero, fama, lujuria... ella, por dar y recibir sonrisas. Por felicidad.
Sonreír era picar a la puerta de la felicidad. No le importaba cuántas veces tuviera que picar, ella sabía que antes o después, esa puerta siempre se abriría. Y entonces el mundo se iluminaba.
Su reto era buscar a la persona más difícil de hacer sonreír y conseguir robársela. Esa sería la sonrisa más preciada.
Un día nublado, la encontró. Y le costó toda su fuerza, robar esa sonrisa. Y entonces ella se apagó. Pero no le importaba, porque acababa de iluminar otra estrella. Ella desaparecía, pero nacía otra en su lugar. Allí mismo.
Nunca desaparecía nada, todo se transformaba.
Murió sonriendo. Y nació en el cielo. Brillando más que cualquiera.
La sonrisa fue su razón por vivir y morir. Así debía ser.

1 de febrero de 2013

La noche que volvió el día noche


Un día el día no llegó.
Un día, día y noche a la vez se hizo la noche.
Algunas estrellas osaron brillar en la oscuridad permanente, desafiándola. Y allí siguen brillando todavía. Firmes.
¿Podrán esos pequeños destellos de valentía aclarar la noche?
¿Conseguirán devolver el día a aquel día que la noche volvió noche?

14 de enero de 2013

Temblor


Mi corazón tiembla.
Mi cuerpo tiembla.
Mi mundo tiembla.

Mi Universo.. ¿tiembla? ¿Puede algo infinito temblar?
Ojalá no; allí es donde me aferraría desesperadamente, y lo haré, hasta que pase esta horrible tormenta que no para de llorar y desgarrarme.

3 de enero de 2013

I dreamed a dream

















There was a time, when love was blind
And the world was a song
And the song was exciting
There was a time, then it all went wrong

I dreamed a dream in days gone by
When hope was high and life worth living
I dreamed that love would never die
I dreamed that God would be forgiving

But there are dreams that cannot be
And there are storms we cannot weather

I had a dream my life would be
So different from this hell I'm living
So different now from what it seemed
Now life has killed the dream I dreamed


Fragmentos de la canción I dreamed a dream.